salsinmiedo


Seneca Falls, Selma y Stonewall

Las marchas por la liberación, conocidas en nuestra era como carnavales de orgullo, tuvieron un humilde comienzo inherentemente político. A lo largo y ancho del planeta, tendrán sus respectivas celestinas. La nuestra, y por nuestra me atrevo a dar constancia de un proceso identitario involuntario que me cobija, sin embargo, se da a lugar en el 1969 en el estado de Nueva York, tras el enfrentamiento brutal de las fuerzas policiacas de un país que poco o nada imaginaban lo que ocurriría después. Esta es la historia. (Ruego no sea otra representación adulterada producto de la fama sedienta de un experimentado y sensacionalista productor)

Mis mayores deseos de recuperación moral y reconstitución de lucha para los/as nunca abatidos del estado de Jerusalén.


Leave a Comment so far
Leave a comment



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: