salsinmiedo


“Un error reconocido es una batalla ganada”, alguna mente privilegiada

rs_634x831-130827133235-634.gq-ricky-martin.ls.82713_copy

Las declaraciones del multifacético Ricky Martín para la revista GQ Australia acerca su homofobia internalizada y consecuente hostigamiento y acoso a personas LGBT durante su adolescencia, me inspiraron a compartir un breve fragmento de un proyecto que llevo muy cercano al corazón. Verán, para la obtención del grado que me ocupa he trabajado arduamente en la conceptualización de un currículo escolar incluyente de todas las manifestaciones de identidad sexual y de género. A raíz de una aparente resistencia, por no llamarle conspiración, la propuesta de trabajo no ha sido muy bien recibida, y diría yo que hasta desvalorizada. A pesar de ello, no cesan mis esfuerzos por erradicar procesos y experiencias lamentables, como el que ha descrito dicho artista, tan comunes en los y las jóvenes de hoy día. A continuación algunas ideas que figuran entre las páginas de mi labor:

“La inaccesibilidad a asignaturas que explícitamente rescaten los debates y controversias en torno a la diversidad sexual, y promuevan sensibilidad para con las comunidades de lesbianas, gays, bisexuales, y transexuales (LGBT) en el currículo educativo de las escuelas elementales puertorriqueñas, conduce a un discurso educativo descontextualizado e incompleto. Un currículo inclusivo de dichas temáticas potencialmente proporciona las herramientas básicas para la prevención del acoso escolar, la violencia de género, los crímenes de odio, y los comportamientos auto-destructivos de los niños y niñas desde temprana edad. Ello, además, contribuye a la exposición y el reconocimiento de la diversidad social.

Uribe (1994) señala que los homosexuales, lesbianas, bisexuales y transgéneros representan el grupo menos atendido en las escuelas, e insiste en que para la gran mayoría de estos/as la escuela superior es un lugar solitario e intimidante, conduciendo a la deserción escolar, la drogadicción y en ocasiones el suicidio. Esta minoría se expone al hostigamiento diario tanto de maestros/as como de estudiantes y además, carga con una discriminación que interfiere con su habilidad para aprender y recibir educación de calidad. Además, la invisibilidad de la población LGBT en la sociedad impide que se provean las herramientas necesarias para el desarrollo e integración en la sociedad de los/as jóvenes homosexuales.

Existen, además, dos elementos cruciales que inciden sobre la salud mental de los y las jóvenes LGBT. En primera ocasión, el código binario “orgullo/vergüenza” producto de la cultura dicotómica y confusa del occidente. Esto es, un binario que establece que aparentemente todo sujeto no-heterosexual ha de ampararse exclusivamente bajo una de dos posiciones individuales: el exitoso sujeto orgulloso que logra sobrellevar la homofobia, o el fracasado sujeto avergonzado que es afligido por la homofobia (McDermott et al., 2008).”

Espero no haberles agobiado con el texto anterior. Como imaginarán me da mucha ilusión compartirlo, aunque sea superficialmente y fuera de contexto. Para mayor información acerca las declaraciones de Ricky Martin pueden acceder a: http://www.huffingtonpost.com/2013/08/27/ricky-martin-bully-gay_n_3822535.html?utm_hp_ref=mostpopular. Además, si gustán leer, aportar y/o criticar el proyecto que me ocupa, no tarden en comunicarse.


Leave a Comment so far
Leave a comment



Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

%d bloggers like this: